Sr. Jesús Galindres Rayo

Representante Nacional Consejo Nacional de Pueblos Originarios y Comunidades Indígenas

Con base en el artículo 9° de la constitución mexicana de 1917 que contempla dos derechos fundamentales de reunirse y de asociarse pacíficamente y junto con el artículo 20 de la declaración universal de los derechos humanos garantizan en conjunto hacerlo de manera ordenada, ya sea en público o en privado; para expresar, promover, perseguir y defender intereses comunes.
En relación a estos postulados, nos organizamos porque los pueblos indígenas siempre han sido relegados, excluidos del quehacer político, económico y social en el nacimiento de la nación.

Las comunidades indígenas han mantenido una constante confrontación entre estratos sociales, visiones diferentes, posiciones políticas y niveles económicos en desigualdad, por eso hoy tenemos que garantizar los derechos primordiales de las comunidades más necesitadas.

» Unidad y progreso para todos «